Declaran infundada nuestra queja por tocamiento de R. Espinoza

Sin embargo, vocal Francisco García-Huidobro pide sanción para Latina

¿Recuerdan la secuencia del programa Amor, amor, amor, en que el conductor Rodrigo Gonzales (Peluchín), tocó el glúteo de la modelo Rosángela Espinoza? Valores Humanos presentó una queja ante la Comisión de Ética de la SNRTV por considerar que este hecho vulneraba el Horario Familiar.
Paralelamente a nuestra denuncia, el periodista Alfredo Vignolo, presentó otra por el mismo hecho, es decir, no fuimos los únicos que consideramos esta acción como una falta al público.

El 16 de diciembre, la SNRTV nos informó que había declarado infundada nuestra denuncia al considerar que el contexto en que se realizaba la secuencia, analizada en su conjunto, no calificaba como una vulneración de los principios recogidos en las normas contenidas en el Código de Ética y el Pacto de Autorregulación. “Si bien es cierto, en la secuencia se advirtió comentarios con dosis de sensualidad, a juicio de la Comisión todo estuvo dentro de los límites. Igualmente, al momento en que el conductor tocó una parte del cuerpo de la modelo, la Comisión considera que fue muy sutil, sin evidenciar morbo, y con el evidente consentimiento de la señorita Espinoza”, señala la resolución. ¿Cuáles son los límites de sensualidad que puede tener una secuencia a juicio de los miembros de la Comisión de Ética de la SNRTV? ¿Y si una falta se produce con consentimiento, deja de serlo? (pueden leer lo que publicamos con motivo de esta decisión aquí).

Dado que no estuvimos de acuerdo con este fallo, Valores Humanos apeló ante el Tribunal de Ética de la SNRTV. Lamentablemente, tenemos que informar que este tribunal tampoco nos ha dado la razón. En la resolución señalan que: Luego de realizar un análisis de la Resolución emitida por la Comisión, el Tribunal, a través de un pronunciamiento en mayoría, considera pertinente hacer suyos los fundamentos de la misma, declarando INFUNDADA la queja presentada por Valores Humanos, al haberse determinado que la secuencia emitida en la edición del programa “Amor, Amor, Amor” del día 14 de octubre de 2015, en la cual el conductor del citado programa, señor Rodrigo Gonzáles, tocó una parte del cuerpo (glúteo) de la modelo Rosángela Espinoza, no vulneró el horario familiar, ni tampoco los principios referidos a: la de defensa de la persona humana y el respeto a su dignidad; y, el respeto al honor, la buena reputación y la intimidad personal y familiar; todos ellos contemplados en el Código de Ética en el Pacto de Autorregulación. Como se puede ver, el Tribunal no explica el por qué no considera este hecho como una falta.

Lo que sí hacen es una invocación a Latina para que modere las actitudes y comentarios de sus conductores, pues sino corren el peligro de convertirse en verdaderas infracciones.
Sin perjuicio de la decisión adoptada por el Tribunal, este órgano colegiado considera pertinente hacer una invocación a Latina, a efecto de que dentro de sus programas modere y evite actitudes y comentarios, como las que han sido materia de la queja presentada por Valores Humanos, pues en caso de no ser limitadas corren el grave riesgo de convertirse en verdaderas infracciones a los principios contenidos en el Código de Ética y el Pacto de Autorregulación.

Queremos destacar el valiente voto en minoría del  vocal Francisco García-Huidobro, quien no estuvo de acuerdo con los otros miembros de este tribunal: Julio Luque y Alejandro Falla.

García-Huidobro considera, a diferencia de sus colegas, que el tocamiento si infringió el Horario Familiar y “los principios referidos a la defensa de la persona humana y el respeto a su dignidad; y, la protección y formación integral de los niños y adolescentes, así como el respeto a la institución familiar.”

Consideró además, que los dichos y actos ocurridos durante la secuencia, que giraban en torno a la anatomía de la modelo fueron inadecuados para un programa que se transmite en horario familiar. El hecho que la actitud del conductor no haya sido abiertamente libidinosa y que la modelo haya accedido a ser tocada no son razones que permiten atenuar la responsabilidad del medio, añadió.  En virtud de lo expuesto, solicitó una sanción de 5 UIT’s.

Felicitamos la posición del vocal Francisco García-Huidobro; nos anima saber que al menos un miembro del Tribunal de Ética tiene las cosas claras. Lamentablemente, la decisión de los demás miembros del Tribunal de Ética no ayuda a que la autorregulación funcione.

Publicamos el voto en minoría del vocal Francisco García-Huidobro:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *